width=300Nosotros somos Cristianos auténticos porque seguimos la doctrina de nuestro Señor El Cristo pero en la práctica. La sabiduría esotérica-Crística nos da la clave para complementar el curso como hombres en la tierra y nos conduce de lo humano a lo divino con sencillez desconcertante. Nosotros entendemos esta sabiduría porque cumplimos fielmente los mandamientos de la Ley de Dios. Ponemos en práctica las enseñanzas del Salvador, Nuestro Señor y nos hacemos castos puros y simples, logrando así una comprensión que no alcanzan aquellas personas llenas de orgullo y vanidad, que usan la razón y el intelecto como medios superiores de orientación y que su norte lo constituyen sus propios intereses.

El Cristo nos mostró el camino del corazón, o sea el camino del amor y nos legó el esoterismo-Crístico para alcanzar la sabiduría divina, y nosotros lo sabemos porque lo hemos comprobado y nos hemos quitado pesadísimos fardos de nuestros hombros. Todo el que sigue en la práctica esta santa doctrina se convierte, de hecho, en cireneo del gran crucificado. Nosotros por amor a la humanidad luchamos para que la humanidad reciba estas enseñanzas.

Es tanta la confusión reinante que ya las gentes aspiran a que haya un cambio total para la humanidad: pero, también es verdad, que cuando la sabiduría divina, que es la única que puede cambiar totalmente este estado de cosas, se les presenta a los hombres como tabla de salvación, entonces reaccionan furibundos, se escandalizan con el bien, es que las gentes creen que puede haber mejora sin que se resuelvan a abandonar sus vicios y maldades, sus odios y pasiones y la horrible fornicación que sirvió de base para la presente estructura moral de la humanidad; pero qué tontos son los hombres. No saben que cuando una Ley Cósmica entra en acción de nada sirven esas oposiciones, hoy la confusión reinante es prueba evidente de castigo, porque cuando los Dioses quieren castigar a los hombres primero los confunden” 

El Nirvana tiene épocas de actividad y épocas de profundo reposo; desde el 9 de febrero del año de 1919 a las 3 y 40 PM el Nirvana entró en actividad.

Ahora el Nirvana está activo. Ahora las jerarquías del Nirvana están luchando para hacer regresar a la humanidad hacia la gran luz.

Nuestro movimiento trabaja en estrecha colaboración con el Nirvana para hacer regresar a la humanidad hacia la gran luz.

Dentro de los seres humanos también el Nirvana tiene épocas de actividad y épocas de profundo reposo. En la Maestra Blavatsky el Nirvana se hizo activo desde que ella llegó a la edad madura. Samael renunció al Nirvana desde antiquísimos Mahamvantaras, renunció a la dicha inefable del Nirvana y tomó el camino directo al Absoluto, este es el deber duro y amargo, y entre los siete espíritus ante el trono, Samael es el que más ha sufrido.

A nuestros hermanos de esta senda de la luz les aconsejamos que cuando los tentadores les hablen de la religión ésa, sus ideas, las teorías y sus locuras y tantos otros epítetos que usan para mortificarlos, con amor les digan “Las enseñanzas”, pueda que así se haga entrar un rayo de luz en esas gentes llenas de tinieblas y rencor. Estas enseñanzas son divinas ya todos nuestros santos predecesores les tocó pagar con sangre el haber brindado su luz a la humanidad, siempre fueron perseguidos y exterminados y al que vino a predicarla fue públicamente asesinado. Nosotros tenemos alma de apóstoles y sabemos soportar con paciencia las adversidades y flaquezas de nuestros prójimos por amor a la humanidad y de las almas que ansiosas buscan la luz.

……………………

Es necesario amar, sólo amando seremos salvos. Dejad los celos religiosos, Edificad el templo de todas las religiones, Edificad iglesias para que en ellas oficien los santos sacerdotes de todos los cultos, escuelas y creencias.

Dios es Amor, hijitos, y sólo con el amor podremos ser salvos. Todas las religiones son perlas preciosas engarzadas en el hilo de oro de la Divinidad.

Mirad en derredor vuestro, amadísimos: La rosa saturada del amor transmuta el lodo de la tierra en la fragancia exquisita de sus pétalos milagrosos.

Así, hijitos, sed vosotros como la rosa transmutad el deseo en amor.

Cuando el deseo se transmuta en amor, se disuelve el yo, el mí mismo, el ego, y adviene a nosotros el Niño Dios de Belén, esa es la Navidad del Corazón.

Ese es el religare del alma con Dios. Todas las religiones quieren unir el alma con Dios. Recordad que detrás de todo culto está el sudor, la sangre y el sacrificio de los grandes iniciados que fundaron las distintas religiones.

La Logia Blanca ha dado a cada pueblo y a cada raza su Religión de acuerdo con las necesidades de la evolución. Nuestro lema es AMOR. Debemos venerar profundamente todos los cultos. Debemos adorar en todos los templos. Necesitamos sacrificarnos por la humanidad, dar hasta la última gota de sangre por la humanidad.

Amadísimos: sabed que la evolución es un proceso de complicación de la vida. Nosotros necesitamos revolución total. Cuando decapitamos y disolvemos al yo, entonces hay revolución total. Cuando el yo se disuelve, alcanzamos la iniciación Venusta.

Todo aquel que logra la iniciación de la Estrella de la mañana, recibe la Navidad del Corazón. Así es como el verbo se hace carne en nosotros. Así nace El Cristo en el corazón del hombre.

El Cordero entra en el alma y se transforma en ella. Él se transforma en ella y ella en él. Él se humaniza y ella se diviniza. Lo divino y lo humano mezclándose en bodas alquímicas es maravilloso. El resultado de esta mezcla es el Hijo del Hombre.

Necesitamos ser tragados por la serpiente de vida. Es urgente levantar al Hijo del Hombre dentro de nosotros mismos. El Hijo del Hombre nace entre el agua y el fuego de la novena esfera.

El Hijo del Hombre nace ahora en tiempos angustiosos.

Necesitamos aniquilar los celos religiosos y edificar en nuestro corazón el templo de todas las religiones, del Dios vivo. Es urgente organizar el Ejército de Salvación Mundial con gentes de todas las religiones, escuelas y creencias.

En, estos tiempos del fin debemos sacrificar todo fanatismo y todo egoísmo, por caridad suprema, por amor a tantos millones de seres humanos que gritan, que sufren y que claman socorro entre las horribles tinieblas del abismo.

Amadísimos: que tengáis Felices Pascuas. Que la Estrella de Belén resplandezca en vuestro camino. Que vuestro Padre Amantísimo que está en secreto y que vuestra Divina Madre Kundalini, os bendigan.

Extraído de “Gnosis en el Siglo XX” de Samael Aun Weor